¿Qué son los Fucoidanos?

Los fucoidanos son una clase de polisacáridos compuestos de fucopiranosa y sulfato natural, los cuales tienen un amplio espectro de actividad en los sistemas biológicos como actividad anticoagulante, antitrombótica, antiinflamatoria y efectos antiproliferativos (Religa et al, 2000), así como actividad antitumoral, anticáncer, antimetástica y fibrinolítica, demostradas ya en animales en laboratorio (Coombe et al, 1987; Maruyama et al, 1987). Los fucoidanos bloquean la angiogénesis y tienen efectos antiadhesivos en las células, lo que inhibe la unión de sustancias, compuestos o proteínas cuya adhesión conlleva a la formación de tumores (Soeda et al, 1994). También mejoran el sistema inmunológico, pues tienen la capacidad de estimular a los macrófagos que fagocitan las células dañadas y antígenos infecciosos.

Los fucoidanos posfucoidanoeen una actividad antioxidante, ya que son capaces de controlar los radicales libres (moléculas de oxigeno inestables) de nuestro organismo que dañan las células mediante el “bombardeo” que hacen sobre ellas para que liberen los electrones que necesitan para ser estables sin embargo, en este proceso causan daño al tejido celular contiguo al bombardeo. De esta forma, los antioxidantes impiden el daño causado por los radicales libres, al donarle el electrón que les hace falta para mantenerse estables, sin necesidad de que éstos dañen a las células del tejido (Coombeet al , 1987).

Los fucoidanos son sintetizados por especies de algas pardas, entre ellas de los géneros Sargassumy Dictyota abundantes en la Laguna Madre y costas Tamaulipecas, pero, además de los fucoidanos, también existen otros compuestos producidos por las algas marinas que presentan actividad anti-inflamatoria y efectos en el sistema inmune; estos son los ácidos grasos poli-insaturados PUFA (por sus siglas en inglés) principalmente los ácidos eicosapentanoico y docosahexanoico (Stefanov et al,1988; Gerwick & Bernart 1993). Estos compuestos son similares a las hormonas eicosanoides de plantas superiores y humanos, las cuales tienen un amplio rango de funciones fisiológicas (Gerwicket al, 1993, Imbs et al, 2001). Cuando su producción en el organismo es alterada conlleva a enfermedades relacionadas con la inflamación (Gerwick & Bernart 1993), por lo tanto los eicosanoides y sus derivados son compuestos potenciales para la producción de nuevas drogas anti-inflamatorias (Jacobs et al, 1993). También presentan actividad antiviral, antimicrobiana e inhibitoria de enzimas, así como propiedades antihipertensivas.

Las algas sintetizan polisacáridos y fibras como el alginato, la carragenina, el funorano, fucoidano, laminarano, porfirano y ulvano, que son capaces de reducir la absorción de colesterol en el intestino, produciendo respuestas hipocolesterolémicas e hipolipidémicas en el organismo (Kiriyama et al,1968, Lamela et al, 1989, Panlasigui et al, 2003). Otros compuestos que presentan actividad hipolipidémica son los encontrados en extractos etanólicos de las macroalgas Solieria robusta,Lyengaria stellata, Colpomenia sinuosa, Spatoglossum asperum y Caulerpa racemosa, debido a que se ha demostrado que disminuyen el colesterol total en el suero y los niveles de triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad en ratas (Ara et al, 2002). Por lo cual algunas de estas sustancias, sobre todo las fibras, han sido explotadas por compañías nutracéuticas que las comercializan como productos para la salud.