Enfermedades Cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son en la actualidad una de las principales “asesinas” junto con el cáncer, incluso diversos estudios apuntan que estas superan en número a las personas que sufren y fallecen por esta enfermedad.

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares son las causadas por la presencia en nuestras arterias de placas de grasa (aterosclerosis). Estas producen una disminución o falta de riego sanguíneo afectando principalmente a corazón, cerebro, riñones y extremidades inferiores.

Las principales causas por las que se produce una enfermedad cardiovascular son:

  • Un estrechamiento u obstrucción de las arterias coronarias, que llevan el oxígeno al músculo cardíaco, causando el ataque al corazón (infarto de miocardio o la angina de pecho).
  • Una obstrucción o rotura de uno de los vasos cerebrales, con la que se produce un accidente cardiovascular o ictus. A este se le conoce comúnmente como trombosis.

Estudios realizados llegan a la conclusión de que estas enfermedades son producidas principalmente por hábitos de vida poco saludables y diversos factores de riesgo:

malos habitos y factores de riesgo

Señales de aviso de enfermedades cardiovasculares.

enfermedades cardiovasculares

Aunque no podemos especificar de forma concreta cuales podrían ser los síntomas de una enfermedad cardiovascular, una crisis coronaria, o un accidente cerebrovascular (ictus) son las consecuencias más destacadas. La hipertensión arterial o el hábito de fumar son factores muy influyentes en la aparición de esta enfermedad.

Hay ocasiones en la que a pesar de los síntomas, estos no suelen ser muy específicos y no se les presta atención con la suficiente rapidez, dando lugar a la pérdida de la vida humana. Entre ellos:

Malestar en el pecho, presión o dolor, como si algo te oprimiera, que puede durar varios minutos o que desaparece y luego vue

lve. Este dolor o malestar podría presentarse en otros lugares como brazo/s, espalda, cuello, mandíbula o estómago.

Otras señales que podrían presentarse son sudor frío, náuseas, mareo.

Como prevenir las enfermedades cardiovasculares:

Reduce o elimina el consumo de tabaco: El riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular es distinto en cada persona, pero se estima que se situú entre 4 y 8 veces mayor entre las personas que fuman.

Aprende a comer bien: lleva una alimentación sana: lo hemos comentado ya en otros artículos en la web. El consumo habitual de frutas, verduras, cereales, legumbres, así como evitando grasas, azúcares, el consumo de sal en exceso, mejoran significativamente nuestro organismo a la vez de ejercer efectos beneficiosos sobre diabetes, hipertensión arterial o colesterol elevado.

Ejercicio físico: también difundido y comentado por expertos en salud. Estos ofrecen beneficios importantes para la salud como la disminución de los niveles de glucosa en sangre, reducción de la tensión arterial, aumenta el colesterol bueno y flexibilidad de las arterias, relaja el cuerpo en general, y mejora sin lugar a dudas la calidad de vida.

Para hacer ejercicio no son necesarias intensas horas en un gimnasio, simplemente puedes comenzar por integrarlo en tu vida cotidiana. ¿cómo? caminando en vez de usar transporte a sitios donde vayas, bajándote una parada antes de llegar a tu lugar de destino, evitando los ascensores, paseando… Los especialistas recomiendan caminar de 30 a 60 minutos diarios. La actividad física o practicar algún deporte es una alternativa a tu libre elección.

Controlando nuestro peso: El sobrepeso y la obesidad desencadenan la aparición de diabetes, enfermedades coronarias, hipertensión arterial, aumento del colesterol. El control del mismo es muy importante para mantenernos saludables.

Para averiguar si tu peso es el adecuado, puedes calcularlo mediante Índice de Masa Corporal o IMC. Para ello basta con dividir nuestro peso por la estatura al cuadrado:

formula calcular imcSupongamos el siguiente ejemplo:

Peso = 68 kg, Altura = 165 cm (1,65 m)
Cálculo: 68 ÷ (1,65 x 1,65)= 24.98 –>Peso normal

Ahora verificamos nuestro índice con la tabla establecida internacionalmente:

< 16,00   Infrapeso: Delgadez severa
16,00 – 16,99   Infrapeso: Delgadez moderada
17,00 – 18,49 Infrapeso: Delgadez aceptable
18,50 – 24,99 Peso normal
25,00 – 29,99 Obesidad
30,00 – 34,99 Obeso: Tipo I
35,00 – 39,99 Obeso: Tipo II
> 40,00 Obeso: Tipo III

Controlando la Diabetes: Si teneos un mal control de la diabetes, esta producirá con el tiempo daño en ojos, riñones, corazón, nervios y vasos sanguíneos.

Controlando la hipertensión arterial: Esta provoca que nuestro corazón trabaje con un esfuerzo mayor al normal, acelerando el endurecimiento de las arterias y aumentando el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o ataque cardíaco. Hay que tener en cuenta que si tomamos medicamentos para controlarla, el control médico es necesario de forma periódica.

Controlando el colesterol elevado: Este se depositará en nuestras arterias provocando un endurecimiento de las mismas. Las mujeres tras la menopausia disminuye el colesterol bueno (HDLC), provocando que los depósitos de grasa tiendan a depositarse con mayor facilidad en las arterias.

Aunque ninguno estamos libre de poder padecerlas, si es cierto que gran parte de las enfermedades cardiovasculares  podrían evitarse siguiendo las recomendaciones anteriores.

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.