Dejar la Marihuana. Una adicción a la que se puede poner fin.

Quienes consumen marihuana, no deben ser consideradas adictas, aunque si cabe destacar que, corren un serio riesgo de convertirse en una de ellas. Pocos son aquellos casos en los que estos individuos han usado la marihuana durante algunos años llevando cierto control, sin recaer en una adicción permanente. Existen otras drogas que son tan peligrosas y adictivas como la marihuana. Entre ellas tenemos la cocaína,  la heroína, el alcohol o la metanfetamina.

La gran diferencia entre estas últimas y la marihuana recae en el tipo de adicción:  mayoritariamente las drogas producen una adicción física, mientras tanto que la marihuana produce además de la adicción física, adicción  psicológica.

daños provocados por la marihuanaLa adicción psicológica se presenta cuando una persona cree que no puede funcionar sin una sustancia en particular. El uso de la sustancia específica proporciona una reacción emocional que los hace entrar en un sitio de seguridad. Si a estas personas se les priva de esta sustancia, seguramente vaya a experimentar una serie de reacciones emocionales y psicológicas que pueden incluir ira, depresión, ataques de pánico y depresión.

Una adicción física ocurre cuando una persona utiliza una sustancia de manera regular y su cuerpo desarrolla una tolerancia a la misma, volviéndose dependiente de ella. Con el tiempo, los adictos empiezan a necesitar aumentar la cantidad de la sustancia para poder conseguir el efecto deseado. Con esta mayor dosis, logra una mayor tolerancia, por lo que va a requerir más sustancia en la próxima oportunidad y así sucesivamente, hasta que llega el punto que su adicción los lleva a enfermedades irreversibles e incluso a la muerte.

Si el cuerpo del usuario se ve privado de la sustancia, pueden experimentar una amplia gama de síntomas de abstinencia que pueden variar dependiendo de la persona, llegando incluso a poner en peligro la vida del individuo. La adicción física suele ser considerada más grave que la adicción psicológica.

La marihuana destruye el organismo de diferentes maneras. Si tuviésemos que destacar los efectos negativos más recurrentes, podríamos mencionar:

  • Reacción severamente disminuida.
  • Problemas de memoria
  • Ansiedad.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Mayor apetito.
  • Somnolencia.
  • Paranoia.
  • Enrojecimiento de ojos.
  • Hipersensibilidad de los sentidos.
  • Alteración en la percepción del tiempo y/o en las papilas gustativas.

Por lo que podemos observar, el consumo de esta droga produce una gran cantidad de trastornos y daños en nuestro cuerpo. Es por ello que alejarnos de esta sustancia es probablemente una de las decisiones más certeras y sabias que podamos tomar.

Si bien la naturaleza psicológicamente adictiva de la marihuana está aceptada por la mayoría, muchas personas sigue cuestionando si estos consumidores de marihuana sufren una adicción física. Esto es debido a los síntomas de abstinencia asociados con dejar de fumar marihuana son relativamente menos graves que los relacionados con el abandono de las otras drogas.

Sin embargo, un número creciente de especialistas en adicciones están cuestionando esta forma de pensar. La distinción física / psicológica es cada vez menos importante en la definición de la adicción, porque cuando se fuma marihuana o se consume la sustancia química que produce el efecto (THC – tetrahyrdacannabinol) entra en el torrente sanguíneo y viaja hasta el cerebro, donde produce los efectos que conocemos. Existen residuos de THC que quedan almacenados en las células de grasa del cuerpo.

Si una cantidad excesiva de THC es absorbida por el cuerpo, el mismo puede desarrollar una tolerancia a la droga y el usuario puede necesitar aumentar su uso para obtener el mismo efecto. Con el tiempo, el cuerpo se vuelve dependiente del THC para que pueda funcionar en el estado que considera “normal”. Si los niveles de THC disminuyen fuertemente (ya que el usuario deja de fumar), el cuerpo va a reaccionar y el usuario va a experimentar síntomas de abstinencia.

Investigaciones recientes muestran que el impacto adverso de la marihuana sobre la memoria y el aprendizaje puede durar días o incluso semanas luego que los efectos más visibles de la droga se han desvanecido. Como resultado, cuando una persona consume marihuana a diario es posible que esté funcionando a un nivel intelectual reducido constantemente.

En estos días ha llegado hasta la redacción de Nutriactual un recurso que podría ayudar a abandonar esta adicción. Para tener acceso a el, puedes hacerlo solicitando información mediante el siguiente formulario.

Si piensas usar esta guía para lograr tu objetivo o el de alguien cercano y sigues teniendo dudas, puedes visitar nuestra página de Preguntas Frecuentes.

También puedes conocer a otras personas que lo han seguido, estas han logrado su objetivo. Puedes consultar nuestros testimonios e historias de éxito.

Para terminar te invito a leer nuestra revisión del producto en este enlace.

Comentarios

  1. Para aquellos jóvenes que viven inmersos en este vicio que frena su desarrollo..!! Tomarlo en cuenta

  2. Jóvenes y no tan jóvene, desgraciadamente

  3. Porque pones esto? Deja ESO para Los que lo hacen, ni creas que te lo van a agradecer, te van a decir que eres anticuado…..

  4. Hola Ángeles, anticuado o no, ya es opinión de cada persona, ya cada uno que saque sus propias conclusiones. Gracias por visitarnos.

  5. Tiene argumentos este articulo, pero en serio, es mas preocupante el alcohol y el tabaco. Lo mas absurdo es que esos si son legales.

  6. Suponemos que así es Samuel. Aunque ya existen algunos países donde su consumo es legal para uso particular, e incluso en Canada, donde se ha comenzado a usar con fines terapéuticos.

    Hemos de tener en cuenta que existen casos como los que alude este artículo, donde realmente existe una adicción que si es imprescindible erradicar, pues sus consecuencias son perjudiciales para la salud.

    Aludiendo a tu comentario, ocurre lo mismo con el alcohol y el tabaco. Una coma, o un cigarrillo de vez en cuando, no hará daño. El problema es cuando se convierte en un hábito y su consumo se produce de forma desmedida.

  7. Arriba la mariguana. Nuestra grande planta!. La mejor amiga del hombre. Sus efectos negativos como aumento de apetito ayudan los enfermos a recuperarlo, la hipersensibilidad es impresionante a la hora del sexo, la somonlencia por la noche viene de maravilla y la ansiedad la mayoría de las veces la quita. Las otras reacciones adversas desparecen en varias horas y no deja secuelas ninguna. Se nota que que a la gente le gusta hablar y escribir artículos sin saber.